Cincuenta años de amistad, de historias, de pruebas superadas, no son poca cosa, por eso en ASIA San Ignacio celebramos por lo alto ese momento, en el que los exalumnos cumplen cinco décadas de haberse graduado como Bachilleres Ignacianos.